Pindal, el pequeño transmisor del néctar de la vida

Picaflor hermoso es la traducción de Pindal desde el mapudungún al español. Esta pequeña ave que es el logo de Fundación Pindal tiene una serie de significados en diversas culturas que lo representan como un ave de poder, sobre todo para los pueblos mesoamericanos, que le han asignado una serie de cualidades mágicas.

 

1285085244050

 

Para nuestra Fundación, el hecho de que esté en mapudungún es una forma de honrar a la tierra que nos cobija, además nos acomoda su pequeño tamaño, el hecho de que no sea ostentoso, como por ejemplo lo sería un águila, ave de tamaño imponente frente a la cual todos se darían cuenta de su presencia; pero un colibrí o picaflor puede pasar completamente desapercibido, incluso, es necesario ponerle atención para ver y valorar su verdadera belleza.

Además, el picaflor realiza gran cantidad de movimientos por segundo con sus alas, de tal manera que pareciera que estuviera detenido en el aire, hace movimientos tan rápidos que pareciera que se mantiene en suspención. Estos movimientos que realiza con sus alas tienen un alto nivel vibratorio, y según las creencias de Fundación Pindal, el que tenga tan altas vibraciones responde a los cuerpos más sutiles, como el cuerpo emocional, mental, etérico y del alma; en contraste con los cuerpos más densos, como el cuerpo físico, que tiene vibraciones más bajas.

También llama la atención los movimientos que puede hacer, ya que es un ave que puede desplazarse hacia arriba, abajo, delante y atrás, así como también lateralmente, es decir, se puede mover en todas las direcciones del plano cartesiano. Estas direcciones nos remiten a las planteadas por la sabiduría Ayurveda, con los movimientos Vata, Pitta y Kapha, entonces en su capacidad de la triple vectorialidad surge esta significativa.

Uno de los aspectos más significativos en que se plasma la esencia del colibrí es la función que cumple. Para nosotros lo que el picaflor hace es recoger el mejor producto de la flor. El polen, que pasa por un cuidadoso proceso antes de concentrar sus propiedades, siendo parte de ese trabajo todos los segmentos de la planta, desde sus raíces hasta llegar a los pistilos. Ese néctar, es el resumen más exquisito de un gran trabajo y esfuerzo mancomunado, y lo que hace el colibrí es tomar eso y llevarlo a otros.

En esta tarea Fundación Pindal se siente plenamente representada, ya que tomamos lo mejor de los conocimientos de las medicinas de diversas culturas para llevarlos a otros seres humanos, ya sea a través de la docencia, de la asistencia clínica o del servicio desinteresado. Es así, tal y como el colibrí lo hace con el néctar de la flor, que en Fundación Pindal recogemos lo mejor de los conocimientos en salud para repartirlo y que se multiplique entre más seres humanos.

 

foto de perfil

 

« Volver